Recursos Educativos para que Aprender sea Divertido

¡Hola verano! ¡Adiós rutina!

Verano
Verano

Llega el verano y con él el buen tiempo, los días de piscina y las vacaciones de los niños. ¡Y parece imposible mantener la rutina que tanto trabajo nos costó construir!

Nos vamos a dormir más tarde de lo normal, nosotros porque hay más trabajo y el enano porque con el sol poniéndose a las 10 no hay quien lo meta en la cama antes.

Uno pensaría que la hora de despertarse también cambiaría, pero para desgracia nuestra no es así, a las 8:30 de la mañana ya se escucha – Mami, abrí los ojos – y unos deditos tiran de mis párpados hacia arriba.

Verano

Adiós Rutina

Normalmente en época escolar la que se levanta por la mañana soy yo y Maxi se encarga de solucionar los desvelamientos nocturnos, pero como ya dije al principio, en verano las rutinas cambian y últimamente nos turnamos por la mañana, que con el embarazo a medio término y la temporada alta en su punto álgido, se me hace imposible despertarme todos los días tan temprano.

Después de tomar el desayuno, que no nos explicamos porqué pero ¡Ni en verano el enano quiere la leche fría!, toca momento de ver un poco los dibus y mientras nosotros arreglamos más o menos la casa.

Por lo general por las mañanas tocan trámites, compras o algo donde se necesite coger el coche. Nos gusta hacerlo los tres juntos e intentamos compensar al peque llevándolo a un parque un rato después de haber terminado las tareas pendientes.

En época escolar solemos comer sobre el mediodía pero, por supuesto, en verano nunca llegamos a casa antes de las dos, así que con nuestros estómagos pidiendo desesperados alguna cosa, caemos en comidas que tardan cinco minutos en ser preparadas y dos en ser devoradas. Y ahí se va nuestro esfuerzo por llevar una dieta equilibrada.

No quiero decir con esto que no se pueda preparar comida saludable en poco tiempo, pero seamos realistas, en cinco minutos todo lo que puedes elaborar que sea saludable es una ensalada de dos ingredientes.

Hola Verano

Por supuesto el problema radica en la falta de rutina y organización. Así que me decidí remediarlo, sobre todo porque no quiero tirar por la borda el trabajo de haberle enseñado al enano a comer equilibrado, ya saben que los malos hábitos rápido se aprenden y lento se revierten.

Por supuesto también está el asunto de mi estado, que con el embarazo anterior no me medí mucho, por decirlo sutilmente, y termine con una talla más de zapatos y no les digo cuantas más de pantalón.

Suelo ser una persona que una vez tiene una rutina integrada en su vida le cuesta mucho cambiarla, el problema radica en que también me cuesta mucho introducir una nueva y que arraigue.

Para ello tengo varios métodos y uno que por lo general no falla es hacer algo creativo que me ilusione a la hora de pensar en la nueva rutina.

Verano

Por supuesto no podía simplemente coger un papel y escribirlo, porque una de las pautas que tiene que tener un planning para que lo siga es que tiene que ser bonito, así que ayer me senté en el ordenador y diseñe uno muy mono.

Lo imprimí y con ayuda de imaginación y el Dios Pinteres, como yo lo llamo, cree un menú semanal equilibrado y fresco, que el tiempo no está como para comer ¡Guiso de lentejas!

Ahora toca seguirlo… Creo que es la parte más difícil, pero bueno, me siento ilusionada y quien sabe, puede que esta vez el hábito de hacer un menú semanal y una lista de compra arraigue en mi y se convierta en uno de esos que no puedo erradicar.

Pinterest

Suscríbete a nuestro boletín

¡Se el primero en enterarte de las novedades!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Autor
Eleonora Gaydou
Unite a Mum`s Shelter

¿Querés conseguir recursos educativos?

galeria